viernes, 18 de marzo de 2011

La F1 se niega a ser ecológica y anti-crisis

Jean Todt, presidente de la FIA, anunció la implantación de un nuevo motor de 1.6 litros, cuatro cilindros Turbo. Pero esta decisión ha hecho que se enciendan las alarmas de Ecclestone. El mandamás se ha negado por miedo a perder patrocinadores y promotores.

Con estos nuevos motores los monoplazas contaminarían menos y, además, ahorrarían combustible. Pero ni la crisis ni el medio ambiente parecen tener cabida en los circuitos de la F1.

Ecclestone siempre se ha caracterizado por sacar el mayor rendimiento comercial al mundo de la F1 así que su parecer no podía ser otro: "Estoy en contra, contra, contra, contra de cambiar a estos pequeños motores turbo de cuatro cilindros. No lo necesitamos y si es tan importante, es el tipo de cosas que un turismo de competición debería llevar. Todo lo demás es cosa de relaciones públicas, no tiene nada que ver con el mundo de la F1", afirma.

"Estos cambios van a ocasionar un coste terrible al deporte. Estoy seguro de que los promotores (de los GP) perderán mucha audiencia y estoy casi seguro de que nosotros perderemos la audiencia televisiva", concluyó el jefe de 'Gran Circo'.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal