martes, 22 de marzo de 2011

"Red Bull no es un fabricante, es una compañía de bebidas"

Hace una semana, Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, afirmaba que le gustaría tener a Lewis Hamilton en el futuro. El británico aseguraba que el Campeón de 2008 no podría pasar otra temporada más en McLaren si no muestran competitividad, y que tarde o temprano se pondría en contacto con Red Bull. Sin embargo, Hamilton ha arremetido contra las declaraciones de Horner añadiendo que duda que el potencial de Red Bull vaya a ser siempre algo permanente, como sí ocurre en equipos como Ferrari o McLaren.

"Estoy 100% seguro de que McLaren o Ferrari nunca permitirían que les pasase algo similar. Nuestra escudería tiene el estatus que a ellos les gustaría mantener. Red Bull no es un fabricante, es una compañía de bebidas. No sé cuál es su plan", afirmaba Hamilton.

El Campeón de 2008 también ha atacado a la supuesta igualdad de pilotos de Red Bull y sugiere que Mark Webber es, claramente, el número dos de la escudería. "Me parece a mí que Sebastian Vettel es el claro número uno del equipo. Mark también lo ha indicado, ¿no?", señalaba el piloto británico.

Al hablar sobre la igualdad y relación entre pilotos, el de McLaren ha comentado que la relación con su compañero de equipo, Jenson Button, es mejor que la que hay en Red Bull. "No necesitamos una brecha entre nosotros, no es como Red Bull", añadía el piloto de 26 años.

En el GP de Australia 2010, Hamilton ocupó más páginas por las actividades fuera de la pista que dentro de ella. Después de los libres del viernes, el británico fue detenido por la policía australiana por conducir de forma temeraria por las calles de Melbourne. Un año después, el Campeón de 2008 rechaza cualquier acto fuera de la normalidad. "Vuelvo con la idea de no estar en la oficina de los comisarios y de no verme parado por la policía", afirmaba con una ligera sonrisa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal