domingo, 26 de marzo de 2017

Conformismo Japonés?

La pretemporada sembró dudas en el futuro a corto plazo de McLaren-Honda. La desconfianza de la escudería de Woking en su motorista creció, y hasta existieron apuestas que se preguntaban en qué vuelta abandonarían la carrera Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne.
El español, efectivamente, no acabó la carrera. Pero no fue al principio por un tema de motor, sino a falta de cinco vueltas por un problema con el auto. Tuvo un problema en el conducto del freno delantero y izquierdo y se le dañó la suspensión. Quizás por eso, las sensaciones fueron muy diferentes en McLaren y en Honda.
El fabricante japonés mostró cierto alivio, como mostraban las palabras de su representante, Yusuke Hasegawa
"Sabíamos que no sería un fin de semana fácil, pero a pesar de varios problemas, estoy feliz con el progreso que hemos hecho en las dos últimas semanas".
Diferente fue el discurso de Eric Boullier, director de McLaren: 
"El GP de Australia 2017 no será recordado como uno de los mejores momentos de McLaren-Honda, y de hecho hay muy pocas razones para estar alegres", declaró.
Aún así, toca ya centrarse en la próxima carrera, y ambos prometen trabajo y esfuerzo: "Volveremos a Woking y Sakura, donde continuará, con una intensidad implacable, nuestro trabajo de desarrollo, en un esfuerzo por igual tanto en el chasis como en al unidad de potencia", decía Boullier.
Fuente: Motorsport.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal